La historia de una ciudad desde sus crímenes

DSC_0039El pasado 13 de diciembre, presentamos en El Garito de La Central de Callao el libro de Jordi Corominas Barcelona 1912. El caso Enriqueta Martí. Contamos con la presencia del autor, de Pablo Mazo (editor de Salto de Página) y de Ramiro Domínguez (editor de Sílex ediciones). Después de los agradecimientos por el buen trabajo del autor, el excelente trabajo de edición, la ilustración acertadísima de Sara Morante y los agradecimiento a La Central por acogernos, a modo de entrevista, los dos editores iban preguntando al autor quien, poco a poco, nos fue resumiendo el caso de la muy injustamente acusada mala dona y mientras nos narraba la atmósfera que en 1912 se respiraba en Barcelona.

DSC_0052

La desaparición de Teresita Guitart, una niña, descubrió la figura de Enriqueta Martí, mujer que fue acusada por los medios de ser una vampiresa, monstruo criminal y roba niños. En pocos días DSC_0047no había posible defensa para Enriqueta, pues la prensa se dedicaba a hacer un periodismo muy literario y se limitó a seguir el filón que la tradición oral le iba ofreciendo: desde los testimonios de la calle, la plaza, el mercado… la prensa reconstruye un relato coherente, pero sin el menor interés en esclarecer lo que en realidad ocurrió. Así, se inicia el linchamiento público al que fue sometida Enriqueta hasta el final de sus días. Jordi Corominas, tras acudir a la prensa del momento, y después de una rigurosa investigación, consigue mostrar que Enriqueta fue una víctima de la época que le tocó vivir. Pero este no es el único objeto del libro: supone además una brillante exposición de la Barcelona de inicios del siglo pasado.

La historia transcurre con Barcelona DSC_0050como telón de fondo, pero una Barcelona que se resiste a ser mero escenario, cobrando gran protagonismo (como en las grandes novelas del arranque del siglo pasado; pensemos en Dickens, por ejemplo) en el relato. Es el momento del modernismo, muestra del esplendor de la burguesía; pero también es la Barcelona de los anarquistas y la revuelta obrera de la semana trágica: es una Barcelona esquizofrénica, de contrastes que difícilmente encuentran una armonía. Con un nivel de pobreza escandaloso, donde es posible reconocer un lumpen dentro del proletariado; con un 40 por ciento de analfabetismo las habladurías se difundían rápidamente y sin dificultad; ciudad donde la prensa buscaba satisfacer el morbo de las clases altas. Solo en una Barcelona así podía ocurrir un caso como el de Enriqueta Martí.

Jordi Corominas nos muestra, por tanto, que la historia de una ciudad se puede estudiar desde múltiples facetas, incluso si fijamos la mirada en los crímenes que en ella ocurren y sus investigaciones policiales.

DSC_0032

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia Contemporánea, Historia de Barcelona, Presentación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s