Las 7 calas

fotosilexPor fin, hace unos días de septiembre, hemos conseguido dar forma a nuestro blog tras varios intentos. Aprovechamos aquí para agradecer la inestimable colaboración de Alejandro Rodríguez Peña en la elaboración de este 7calasensilex. Queremos volcar nuestras opiniones, reflexiones, disquisiciones, vicisitudes, preocupaciones, logros e ilusiones para compartirlas con vosotros y entablar un diálogo animado con las miras puestas en difundir, crear y mejorar.

Sabemos que navegamos en tiempos convulsos. Éste fue el punto de partida para encontrar un nombre para el blog. Cala tiene tres acepciones y varios significados. Una de ellas es la de “parte del barco que se hunde en el agua”. Llevamos varios años leyendo noticias y entradas donde casi todos los consultores de la edición lanzan mensajes apocalípticos sobre el fin de la edición en papel, la muerte del libro, la desaparición de las librerías y el hundimiento de las editoriales. Nosotros sólo tenemos una cala (que no confesaremos) porque las demás partes del barco están a flote y son con las que luchamos por nuestro ideario y nuestras publicaciones.

Otro significado al que nos adherimos es el de “investigación en algún campo inexplorado del saber”. Hay un título que nos sirvió de inspiración y que es recurrente en nuestra bibliografía. Es de Claude Morange y no es otro que Siete calas en la crisis del Antiguo Régimen Español y un panfleto clandestino de 1800.

La mayor parte de nuestro catálogo lo configuran ensayos e investigaciones de doctos en Historia: doctores, profesores, catedráticos, filólogos, investigadores de Antigua, Medieval, Moderna y Contemporánea. Con el nombre de nuestro blog queremos rendir homenaje a todos ellos.

También a nuestra profesión, la de editor, con otro significado de la palabra cala: “pieza que, en las linotipias, regula la anchura de la caja y el largo de las líneas”.

Nos gusta también la acepción de la palabra como “ensenada pequeña”. Son muchas en las que nos gusta recalar. Siempre buscamos ampliar nuestro catálogo y dar cabida a saberes que nos lleven hacia adelante, como es, recientemente, el de la filología.

Y, por qué no, nos agrada que sea el término para designar una flor que destaca por su belleza, que es un concepto, junto con el de rigor y entretenimiento, que perseguimos desde que Ramiro Domínguez se hiciera con el timón del barco en Sílex.

En cuanto al número que antecede al nombre hace referencia explícita al título más arriba citado: Siete calas… Si damos rienda suelta a nuestra imaginación podemos hablar de las siete vidas de la editorial, como los gatos, o del pasaje bíblico en San Mateo 18:21-22 que hace alusión al perdón (nos caracterizamos por pedirlo y concederlo, aunque sea en las cosas más cotidianas, “esas pequeñas cosas” que, como place al editor contar: “son las que hacen una vida mejor”).

Con este blog queremos hacer la cala, echar las redes.

Cristina Pineda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s