Una historia social de la Habana (1550-1600)

La segunda mitad del siglo xvi resultaba la-habana-1550-1600casi desconocida en la historiografía sobre Cuba, en general, y La Habana, en particular (salvo algunas raras excepciones como son los trabajos de Irene A. Wrigth –de principios del siglo pasado–, César García del Pino, Arturo Sorhegui y Alejandro de la Fuente). Y mucho menos hemos tenido la oportunidad de encontrarnos con una historia social del nacimiento de La Habana como la de Marcos Arriaga Mesa y su La Habana 1550-1600. Tierra, hombres y mercado.

El libro supone un avance fundamental para el conocimiento de la sociedad y la economía en la ciudad de La Habana durante la época en la que se posiciona como ciudad esencial y puerto principal dentro del sistema mercantil del caribe hispánico gracias a su posición geográfica, su bahía, el papel que desempeñó en el sistema de flotas… Bajo estas premisas y muchas horas de trabajo de investigación en el Archivo Nacional de Cuba Arriaga Mesa nos explica como las elites ocupación y organizaron el espacio urbano, todas las aristas de la vida cotidiana, los oficios que en La Habana se desempeñaban… de ahí su extraordinario valor en tanto que historia social de La Habana en sus orígenes.

En un principio, mi planteamiento fue hacer solo un estudio de la economía habanera de aquellos años –la tierra, los abastecimientos, los esclavos y el comercio marítimo–, pero pronto advertí que el estudio traspasaba modestamente los límites de la historia económica y abarcaba importantes aspectos de historia social, por lo que se elaboró una estructura más ambiciosa, que no solo trata de economía –aunque por momentos parezca lo predominante–, sino también de la población y los distintos grupos de la estructura social –desde el primer grupo de elite de la ciudad hasta los esclavos–, las instituciones de gobierno, las redes de poder, etc. Sin pasar por alto, lógicamente, el análisis del elemento clave de toda aquella sociedad, es decir, el papel que desempeña La Habana en el sistema colonial español del periodo.

Con todo ello deja constancia del cambio que La Habana sufrió durante la segunda mitad del siglo xvi, que pasó de ser una villa despoblada a convertirse en una ciudad emergente y con una actividad económica relevante en las últimas décadas. Sin duda este trabajo supone un aporte significativo para el mejor conocimiento de la historia de Cuba y, en especial, de La Habana, en el que puede considerarse el periodo inicial de su historia colonial.

Alejandro Rodríguez Peña

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Edad Moderna y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s