IV centenario de la muerte de El Greco

el grecoEste año es el IV centenario de la muerte de un gran pintor que elaboró la mayor parte de su obra en España: El Greco. Su genial obra sintetiza de un modo sorprendente las tradiciones de la pintura griega, el uso de los colores veneciano y el diseño romano –ya que desarrolló una fantástica y cambiante carrera artística en Creta, Roma y Toledo, ciudad donde transcurrió la mitad de su vida–. Tanto es así que aún hoy continua asombrando al público por sus composiciones complejas, sus colores brillantes, sus juegos de luces, sombras, transparencias y reflejos y su imaginación desbordante a la hora de representar lo sobrenatural. Para homenajear al artista, en 2014 os proponemos tres actividades:

La primera de ellas es visitar, entre el 31 de marzo y 29 de junio, la exposición titulada La biblioteca del Greco y, entre el 24 de junio y el 5 de octubre, El Greco y la pintura moderna, ambas en el Museo del Prado. La primera reconstruirá las raíces literarias del arte del cretense a partir de sus libros, volúmenes que se conocen gracias a los inventarios que su hijo Jorge Manuel realizó en los años 1614 y 1621, tras la muerte del pintor; la segunda mostrará la importancia que el redescubrimiento de la figura del Greco tuvo para el desarrollo de la pintura de los siglos XIX y XX (una selección de 25 obras del maestro cretense junto a más de 70 obras modernas pondrá de manifiesto la influencia del Greco en un periodo de transformaciones radicales de la pintura).

En la ciudad de Toledo, la Fundación de El Greco ha organizado una serie de actividades que tendrá lugar durante todo el año. Esta conmemoración debe traducirse en un proyecto cívico que haga de Toledo una capital cultural europea, como lo fue en el tiempo del Greco. La segunda propuesta que os planteamos es seleccionar una de las actividades de su variado programa y visitar la ciudad que acogió al pintor.

grecoY, finalmente, para preparar todas estas actividades, os proponemos la lectura de El Greco. La obra esencial, de José Álvarez Lopera. En él, el autor ha fijado las coordenadas existenciales de El Greco y ha contribuido al esclarecimiento del proceso de construcción de su obra, fruto de la interacción entre su propio genio y las influencias recibidas de los diversos medios culturales a los que perteneció. Para ello se ha centrado básicamente en las obras mayores del maestro, analizando pormenorizadamente las que constituyen claros testimonios de crisis y transformación de aquéllas que, como El martirio de san Mauricio y El entierro del Conde de Orgaz, acabarían por convertirlo en uno de los creadores más grandes de todos los tiempos.

Alejandro Rodríguez Peña

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia del arte y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s