La guerra y las mujeres

9788477375661_L38_04A mediados de octubre estarán en las librerías Guerra y Paz en la Edad Media y Guerra de Secesión. Otra vez la guerra como hilo conductor.
Lo que nos ofrecen ambos libros son dos análisis distintos que nos ayudan a entender por qué la guerra marca el devenir histórico.

Guerra y paz en la Edad Media ahonda en los conceptos de la guerra y la paz bajo el prisma de la sociedad medieval que protagonizó y convivió con numerosos acontecimientos bélicos entre nobles y campesinos, eclesiásticos e intelectuales, mujeres y minorías.

Las mujeres. Nos encontramos en Guerra y paz en la Edad Media con el estudio minucioso de Cristina Segura Graiño, que resalta la cualidad de mujeres como las de la familia Trastámara o Berenguela de Castilla en calidad de mediadoras de la paz, cuya intervención resulta crucial para resolver los conflictos (por lo pronto, en el marco del medievo), gestionar los espacios públicos e influir en los parientes masculinos a la hora de pactar y llegar a acuerdos. Segura Graiño destaca asimismo los lazos familiares que las unían, lo que permitió que actuaran unidas, mediando para establecer acuerdos pacíficos.

Nuestra autora concluye con la razón que, según ella, explica el hecho de que gran parte de sus logros y mediaciones no hayan trascendido porque son los hombres los que han escrito la Historia y no han sido “capaces de verlos, por el predominio de una mentalidad patriarcal”.

978847737 (prueba)_Guerra_Secesion-16-9-2013

Fernando Martínez, autor de La guerra de Secesión, dedica algunos epígrafes de su libro a las mujeres. Da cuenta de su asociacionismo que les llevó a triunfar en los conflictos bélicos. Tenían arrojo, tanto como para dirigir un asalto armado. Éste fue el caso de Harriet Tubman, nacida esclava. Mujeres que no sólo lucharon en la guerra para defender la Unión o abolir la esclavitud, sino también en pos de sus derechos civiles, como Lucretia Mott o Elizabeth Cady Stanton.

No sólo está el tema de las mujeres, hay muchos otros que merecen la atención del lector, como las argucias y artimañas bélicas, las tácticas y estrategias empleadas, los vencedores, las víctimas.

Acabo aquí con un verso de Gustavo Adolfo Bécquer: “Hoy como ayer, mañana como hoy, siempre igual”.

Cristina Pineda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Edad Media, Guerra de secesión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s